Noticias

Rusia y Corea del Sur empataron en el cierre de la primera fecha

Publicado: 17 junio 2014 | Categoria: Fifa 2014 | Deportes | Tv Noticias

error-de-rusia-antes-korea

En el Arena Pantanal de Cuiabá, Mato Grosso, Rusia y Corea del Sur cerraron la primera fecha de la Copa del Mundo. Con la experiencia de Fabio Capello, en el banco de suplentes, los europeos intentaron comenzar su incursión en el Grupo H del mismo modo que lo hizo Bélgica, que en primer turno superó a Argelia.

Fiel a su estilo, el entrenador italiano decidió conformar un equipo mezquino, más preocupado por defender el invicto de Igor Akinfeev, que por proponer un juego ofensivo. Sin embargo, la debilidad del conjunto asiático le permitía ciertas libertades.

Mientras el cronómetro de Néstor Pitana continuaba a su ritmo, los protagonistas mantenían una actitud expectante. Con mucho temor, los rivales se analizaban mutuamente sin generar agresiones. La paciencia reinaba en los 22 jugadores, que basaban sus intervenciones en el toque corto y la previsibilidad.

La pelota parada parecía ser el único argumento para llegar a las áreas, y el potente disparo de Sergei Ignashevich fue la primera acción de riesgo en media hora de partido. La buena respuesta de Sung-Ryong Jung evitó la conquista. En cambio, Ja-Cheol Koo probó con un remate desde afuera del área, que se desvió en un adversario. Por centímetros los "Tigres de Oriente" no rompieron la monotonía del espectáculo.

En el complemento hubo un cambio de mentalidad en Rusia. Un intento de Viktor Faizulin, desactivado por el arquero coreano y un cabezazo de Vasiliy Berezutski, que terminó en el lateral de la red, brindaron esperanzas de entretenimiento. De todos modos, el marcador se mantenía intacto. Las réplicas de Kook-Young Han y Sung-Yong Ki confirmaron la hipótesis.

Además, las dudas que mostró Akinfeev en los tiros ejecutados por Young-Gwon Kim amenazaban con una posible conquista asiática. Por lo tanto, cuando el reloj del misionero marcaba los 23 minutos, Keun-Ho Lee efectivizó la amenaza que brindaba el guardameta ruso. El reemplazante de Chu-Young Park probó de larga distancia y la vulnerable reacción del hombre del CSKA de Moscú generó el primer festejo de la noche.

El golpe recibido hizo reaccionar a Fabio Capello, quien envió a Igor Denisov y Alexander Kerzhakov a la cancha. Justamente, el atacante del Zenit de San Petersburgo se hizo dueño de la pelota, y en una escena que se ensució por los flojos despejes coreanos, anotó el 1 a 1. La paridad les devolvió la calma a los rusos, y disminuyó la intensidad de su ofensiva.


En el Arena Pantanal de Cuiabá, Mato Grosso, Rusia y Corea del Sur cerraron la primera fecha de la Copa del Mundo. Con la experiencia de Fabio Capello, en el banco de suplentes, los europeos intentaron comenzar su incursión en el Grupo H del mismo modo que lo hizo Bélgica, que en primer turno superó a Argelia.

Fiel a su estilo, el entrenador italiano decidió conformar un equipo mezquino, más preocupado por defender el invicto de Igor Akinfeev, que por proponer un juego ofensivo. Sin embargo, la debilidad del conjunto asiático le permitía ciertas libertades.

Mientras el cronómetro de Néstor Pitana continuaba a su ritmo, los protagonistas mantenían una actitud expectante. Con mucho temor, los rivales se analizaban mutuamente sin generar agresiones. La paciencia reinaba en los 22 jugadores, que basaban sus intervenciones en el toque corto y la previsibilidad.

La pelota parada parecía ser el único argumento para llegar a las áreas, y el potente disparo de Sergei Ignashevich fue la primera acción de riesgo en media hora de partido. La buena respuesta de Sung-Ryong Jung evitó la conquista. En cambio, Ja-Cheol Koo probó con un remate desde afuera del área, que se desvió en un adversario. Por centímetros los "Tigres de Oriente" no rompieron la monotonía del espectáculo.

En el complemento hubo un cambio de mentalidad en Rusia. Un intento de Viktor Faizulin, desactivado por el arquero coreano y un cabezazo de Vasiliy Berezutski, que terminó en el lateral de la red, brindaron esperanzas de entretenimiento. De todos modos, el marcador se mantenía intacto. Las réplicas de Kook-Young Han y Sung-Yong Ki confirmaron la hipótesis.

Además, las dudas que mostró Akinfeev en los tiros ejecutados por Young-Gwon Kim amenazaban con una posible conquista asiática. Por lo tanto, cuando el reloj del misionero marcaba los 23 minutos, Keun-Ho Lee efectivizó la amenaza que brindaba el guardameta ruso. El reemplazante de Chu-Young Park probó de larga distancia y la vulnerable reacción del hombre del CSKA de Moscú generó el primer festejo de la noche.

El golpe recibido hizo reaccionar a Fabio Capello, quien envió a Igor Denisov y Alexander Kerzhakov a la cancha. Justamente, el atacante del Zenit de San Petersburgo se hizo dueño de la pelota, y en una escena que se ensució por los flojos despejes coreanos, anotó el 1 a 1. La paridad les devolvió la calma a los rusos, y disminuyó la intensidad de su ofensiva.

Con la repartición de puntos, Rusia y Corea se mantienen con las esperanzas de avanzar a los octavos de final de la Copa del Mundo. En su próximo compromiso, los del entrenador italiano se medirán frente a Bélgica, mientras que los "Diablos Rojos" jugarán contra Argelia.

Fuente: infobae
Localizado en: Fifa 2014 | Deportes | Tv Noticias